5 consejos para tener un buen logo

Una de las cosas necesarias cuando vas a arrancar un negocio o te apetece actualizarlo es crear Logotipo coloruna nueva Identidad Visual o lo que solemos llamar comúnmente: logo. El logo representa la esencia visual de tu comercio o negocio. Y cuando el negocio es familiar o personal también te representa a ti.

En el fondo llevamos haciendo esto desde hace siglos. En el momento que tuvimos la primeras reses y animales creamos los logos para marcarles y saber que eran nuestros. O en el momento que empezamos a estructurarnos en familias hicimos lo mismo para indicar las grandezas y los orígenes de la mismas. Y es que es algo fundamental dar una imagen del negocio que represente lo que hace o vendes y de qué manera lo haces. Ten mucho cuidado con lo que haces. Hay errores que se pagan muy caros.

He aquí 5 consejos para tener un buen logo:
1.No lo hagas tú, recuerda: no sabes diseñar.

1 logo 2

Acéptalo, ni sabes utilizar herramientas de diseño ni entiendes la funcionalidad que tiene que tener un logotipo. Al principio te gustará, claro lo has diseñado y te gusta más que a nadie. Estás muy satisfecho de tu trabajo logrado. Hazlo más pequeño, ¿funciona? Ahora cambia los colores de fondo, ¿y ahora? Ves lo que te decía… anda contrata un profesional antes de que sigas perdiendo el tiempo.

2. No dejes que lo haga tu primo.

Ni tu sobrino, vuelvo a lo mismo: un logotipo tiene que diseñarlo un profesional. Sé que ayudar a los que te rodean o incluso ahorrarte el dinero del diseño es una tentación pero piensa que tu empresa va a durar al menos 10 años y el profesional que te lo diseñe tiene que tener nociones de estrategia.

3. No preguntes a tu cuñado qué le parece.

Mala idea. El cuñado (o cuñada) siempre tiene
mejores ideas que tú. Siempre quiere aportar algo en el que el diseñador no ha pensado. Claro, si no no sería un cuñado. Pero normalmente entorpece el proceso creativo porque por ejemplo no ha estado en los diálogos que tenemos los con clientes.

4. Elige una opción y olvídate de las otras.

Muchas veces los diseñadores presentamos diferentes opciones para elegir. Suele costar y lo que ocurre es que muchas veces nos gustan diferentes aspectos de varios de ellos y necesitamos darle una vueltita más. Pero una vez que ya has decidido, rompe las muestras de los otros y olvídate de ellos. Es lo mejor que puedes hacer.

5. Déjate ayudar.

La mejor manera de no cometer los errores que ves en las fotos es dejarte ayudar, recuerda que has contratado un profesional. Si, lo sé. A veces es muy jodido dejarse ayudar por el diseñador pero es lo mejor que puedes hacer. Por supuesto que si el logotipo no te gusta no hay nada que hacer. Pero olvida por un segundo las ideas preconcebidas y déjate guiar por él. Incluso ayúdale. Indícale que te gusta, que quieres transmitir y el te ayudará a ti.

Y ahora…

Y si ahora ya te has convencido de que necesitas el trabajo de un profesional por qué no echas una ojeada a nuestro portafolio o te pones directamente en contacto con nosotros y hacemos caso de todo lo que te he dicho ;-).

Vindio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *